El retorno a Andorra

Un año más llega la temporada invernal, y con ella el disfrute del deporte blanco en las montañas andorranas. Tras un largo pero cómodo viaje, llegamos al país de los Pirineos. Como suele ser habitual hicimos escala en el hotel para hacer reparto de habitaciones y dejar equipajes, con posterior traslado a la tienda del alquiler del material. Después, reposada cena y charla sobre diversos aspectos fundamentales de la actividad para, posteriormente, tomar rumbo a las habitaciones donde retomar fuerzas para la jornada deportiva de mañana. Aunque no se prevé por el momento que nieve, las pistas se encuentran en perfecto estado para hacer las primeras bajadas del año.