Esquí en Andorra: primer día

Con un cielo parcialmente nublado comenzó la primera jornada de esquí en la estación de Ordino-Arcalís. Nervios habituales entre los noveles y con poco descanso tras la primera noche de hotel, se desató la vorágine con el reparto de tablas de esquí y bastones. A pesar de estar enumerados, y de haber recordado dicha numeración en el corto viaje desde el hotel a la estación, la memoria de pez hizo efecto y se intercambiaron tablas entre el alumnado.

Distribución de los aprendices entre los diferentes monitores y desplazamiento a la zona de debutantes y avanzados para la práctica del deporte blanco. Tras 2 horas de aprendizaje, esquí libre con los profesores y en pequeños grupos, antes de la comida cerca de las 2 de la tarde.

Al término de la misma, nueva sesión de esquí bajo un cielo cerrado con una fina capa de nieve demostrando el bagaje adquirido durante la jornada matutina. Recogida de material y traslado del mismo al bus ante la amenaza de riesgo de cierre de la estación en la jornada del miércoles por posible temporal.

Regreso al hotel para aseo, previo a una ligera y pronta cena antes de partir hacia la capital del Principado, donde tocó sesión nocturna de relax en el balneario de Caldea que ha dado cierre a esta intensa jornada.

Mañana más... y esperemos que mejor!!