Aspectos más importantes según edad

Uno de los aspectos más importantes en la edad en la que están sus hijos e hijas es el de que aprovechen su tiempo de escolarización y obtengan  éxito en sus estudios.
Esto, tan fácil de ver para nosotros, no siempre resulta fácil para ellos teniendo en cuenta su edad  y su forma de ver el mundo, a sí mismos y su futuro.

Por eso es necesario que todos nos empeñemos en dialogar y reflexionar con ellos respecto a lo que supone estudiar, las dificultades que pueden tener y la necesidad de que las superen con nuestra ayuda, la ayuda de los profesores y las profesoras, con su fuerza de voluntad y su esfuerzo diario.
Es necesario ayudarles a ver que con el estudio van a conseguir:

• Comprenderse mejor a sí mismos, a los demás y al mundo y la sociedad en la  que vivimos.
• Fortalecer su autoestima, su valoración personal y su autoconcepto.
• Habilidades sociales para relacionarse mejor con los demás.
• Ir construyendo su futuro laboral y sus perspectivas de futuro.
• Aprender la necesidad de la autoexigencia, el esfuerzo personal y la aceptación y valoración de sus responsabilidades.
 
Del mismo modo, es necesario hablar y dialogar  con ellos frente a las vivencias, experiencias y realidades que se pueden oponer a  ello:

 El  vivir en una cultura donde está presente la “ley del mínimo esfuerzo”.
 El que estudiar supone  tener fuerza de voluntad para esforzarse.
 El que existen muchas cosas que les llaman más la atención  y les gusta.
 

 

ALGUNAS COSAS QUE NO PUEDE OLVIDAR
COMO PADRE O MADRE


• Su hijo lo necesita a usted.
• No olvide que las mejores actitudes para educar son la autoridad que pone límites y hace que se cumplan y  la actitud de comprensión, teniendo en cuenta   la edad que tiene su hijo.  
• No haga comentarios despreciativos sobre el estudio, el Instituto o  los profesores y profesoras de sus hijos.
• Acuerden  con su hijo o con su hija el papel de responsabilidades que tiene en  la casa y en el Instituto.
• No utilice el castigo como estrategia normal, es mejor hablar sobre las dificultades que tienen y llegar a acuerdos poco a poco.
• Dialogue con ellos tranquilamente sobre su futuro y la necesidad de que aproveche su presente en todo, también en el estudio.
• Como cualquier persona, los adolescentes, necesitan que se dialogue con ellos, que se hable de tú a tú  sobre todas las cosas que quieran. 
• Hable frecuentemente con su hijo o su hija sobre su vida en las aulas.
• Dígale cosas  positivas ante los logros que va alcanzando aunque  todavía sean pocos.  No se fije sólo en lo que no consigue sino también en lo que consigue.
• Ponga una interrogación ante las expresiones que utilizan al decir que es que “tal profe la tiene tomada con él o con ella y que por eso no aprueba” dialóguelo con él o con ella y aclárelo si es necesario en el Instituto.
• Recuerde cuando hable con sus hijos que al Instituto se viene a estudiar y a trabajar y que para ello hacen falta las mismas condiciones que se exigen en cualquier trabajo: Puntualidad, respeto, cumplir con el trabajo que se propone, estar atentos,  aprender y realizar las tareas que se propongan. 
• Pacte con su hijo/a el horario de estudio en casa. Hay tiempo para salir, estudiar y descansar.    
 

 

¿CÓMO APRENDEMOS LAS PERSONAS?


• Tenemos unos sentidos que nos permiten captar el mundo que nos rodea: Vista, oído, tacto, olfato y el sabor a través del gusto.
• Ellos nos permiten  “almacenar en nuestra memoria las cosas, las personas, las normas de comportamiento, la forma de expresar nuestro sentimientos a los demás, etc.
• Para poder aprender los conocimientos de las asignaturas que se enseñan en el  Instituto  se necesita  poner en marcha las capacidades siguientes:

- LA CURIOSIDAD Y EL INTERÉS. Esto a veces requiere esfuerzo, responsabilidad, fuerza  de voluntad  y  no dejarse vencer por las dificultades.

- LA ATENCIÓN: Para poder  conocer, saber y aprender hace falta utilizar  la  capacidad de atención. Sin ella es imposible que se pueda entender lo que se explica.

-  LA CONCENTRACIÓN: Además de la atención se necesita querer aprender lo que se tiene  que aprender y  así,  vencer la  ignorancia. Esta se necesita para poder realizar cualquier trabajo de la vida.

- LA MEMORIA: Tenemos varias clases de memorias: visual, auditiva. olfativa, táctil, gustativa. Además hay una memoria que llamamos a corto plazo y otra a largo plazo. La que nos interesa recalcar aquí es  otra clase de memoria: LA MEMORIA MECÁNICA Y LA MEMORIA COMPRENSIVA. Ambas las necesitamos, pero para poder aprender y saber es necesario que  lo hagan sobre todo desde la memoria comprensiva.
 


SI SE APRENDE SÓLO DESDE LA MEMORIA MECÁNICA,  EL ESTUDIANTE TARDA MÁS TIEMPO EN APRENDERLO, NO SABE LO QUE APRENDE Y SE LE OLVIDA FÁCILMENTE.
 

¿CÓMO SE ACOSTUMBRA UNO  A ESTUDIAR?

AQUÍ SON USTEDES LOS QUE MÁS PUEDEN INFLUIR EN ELLOS. Como ocurre en la mayoría de las cosas de la vida, si uno no se acostumbra a algo,  le cuesta más trabajo y siempre está la tentación de abandonar: ¿qué  le pasaría a un atleta que quiere  llegar a la meta, y nunca se entrenase? Pues lo mismo es el estudio. Si no hay entrenamiento, cuesta más trabajo; y si no se estudia, difícilmente se puede aprobar y, mucho menos, saber.
¿Qué es necesario que sus hijos e hijas hagan en su casa?

- Estudiar  todos los días, aunque no lleven tareas, evaluaciones o exámenes. Deben estudiar lo  que se haya explicado cada día en cada asignatura, así pueden preguntar las dudas inmediatas e ir comprendiendo poco a poco todo. 
- Leer en voz alta y grabarse para luego escucharse. Empezar por 5 minutos y si es necesario ir aumentando el tiempo.
- Deben estudiar en el mismo sitio siempre. La familia debe colaborar para que en el sitio y el tiempo de estudio se haga el mayor silencio posible, sin interferencias. No se puede estudiar  si al mismo tiempo se oye la radio, se habla o se ve la tele.
- Deben estudiar todos los días a la misma hora.
- Deben estudiar entre  30 y 40 minutos seguidos, después se hace un pequeño  descanso y luego se continúa estudiando hasta que  aprenda y comprenda todo  lo que debe cada día.  

 


PARA SABER Y APRENDER HACE FALTA QUE  ESTÉN ATENTOS EN CLASE, PREGUNTEN  LAS DUDAS, ESTUDIEN EN CASA  Y APRENDAN A  ESTUDIAR.

- El tiempo de clase es  un tiempo  vital  para aprender; para hablar con los  compañeros  y compañeras siempre hay tiempo después.
- No se pueden quedar con  ninguna duda, deben preguntar siempre aunque les  parezca que resulta cansado.
- Anímenle a que tome apuntes en clase. Después le ayudarán  cuando tenga que estudiar en casa. 
- Es importantísimo que el cuaderno de clase esté organizado.
 

¿CÓMO ENSEÑARLES A ESTUDIAR?


1. INDÍQUELE QUE LEA ATENTAMENTE LO QUE TENGA QUE ESTUDIAR O LA TAREA QUE DEBA HACER.

2. AYÚDELE A LEER EN UN SEGUNDO REPASO ATENTAMENTE: Al leer atentamente descubrirá lo que no comprende bien. Entonces debe escribir las palabras o los conceptos que no entienda bien, buscarlo en los  apuntes de clase  o en el  diccionario o  preguntar  en casa. Si no  consigue comprenderlo, debe aprender a preguntar  al día siguiente, educadamente, a sus profesores y profesoras  las  dudas que tenga.

3. EN UN TERCER PASO DEBE SUBRAYAR LO QUE  EL PROFE O LA PROFE EXPLICÓ QUE ERA LO MÁS IMPORTANTE Y LO QUE ÉL O ELLA VEAN TAMBIÉN COMO MÁS IMPORTANTE.

4. ASÍ, DEBE HACER UN ESQUEMA O UN RESUMEN DE LO MÁS IMPORTANTE: Si no sabe  bien cómo se hace un resumen o un esquema debe preguntarlo a su profe o a su tutor o tutora.

5.  CON EL ESQUEMA HECHO, AHORA ES EL MOMENTO DE  REPASAR  CADA PREGUNTA  Y EL TEMA CON EL ESQUEMA  QUE SE HA HECHO: Al repasar debe tratar  de razonar el porqué de cada cosa, memorizarlo  y repensarlo en voz baja.

6. ANÍMELE A HACERSE  UN HORARIO  PARA PODER ORGANIZAR SU ESTUDIO DESPUÉS DE LAS HORAS DE TRABAJO EN EL INSTITUTO, ACUÉRDELO  CON SU HIJO O SU HIJA Y AYÚDELE A QUE LO CUMPLA DIARIAMENTE. HABLE CON  SU HIJO O SU HIJA SOBRE  LAS DIFICULTADES QUE TIENE PARA CUMPLIRLO.


 
 Un ambiente en el que estudiar y  saber  no es valorado en muchas ocasiones.
 El hecho de que a veces no tienen un ambiente adecuado en casa ni unos hábitos adquiridos desde pequeños para estudiar y aprender.
 La propia dinámica de su desarrollo psicoevolutivo  donde  pueden darse más frecuentemente faltas de atención, concentración y un mundo interno de fantasías y a veces de confusión y no entendimiento consigo mismo y con los demás.

Conscientes de estas realidades y con el ánimo de que podamos ayudarles a encontrar sentido al estudio, los tutores y tutoras  de la ESO, junto con el Departamento de Orientación  nos hemos propuesto trabajar todos estos aspectos con ellos y,  al mismo tiempo, consideramos necesario  que  ustedes incidan también desde la casa en proporcionarles este tipo de motivación  e interés por saber y estudiar.

Para ello les hemos planteado todos los aspectos que se recogen a continuación  y que es necesario que desde la casa también ustedes lo hablen con ellos:


PARA SABER HAY QUE  APRENDER

• La inmensa mayoría de lo que sabemos las personas lo hemos aprendido. 
• Todos los seres humanos tenemos una gran capacidad para aprender,  por eso debemos quitarles de la cabeza  lo que a veces les oímos decir: “Esto no me entra”. Con el tiempo, con tanto oírselo decir, los  adultos terminamos por creérnoslo y les ayudamos de algún modo a engañarse  y a engañarnos a nosotros mismos:   CADA UNO PUEDE APRENDER TODO LO QUE SE  PROPONGA. Claro  que para eso es necesario esforzarse. 
• Una cosa es que no estudie, no ponga atención y no se esfuerce  todo lo necesario y otra el que  “se  engañe y, de algún modo, nos engañemos  diciendo que no le entra”. Es necesario llamar a las cosas por su nombre.
• Sabemos ya muchas cosas porque SOMOS CAPACES DE APRENDER.
 
HORARIO SEMANAL
 LUN MAR MIER JUE VIER SAB DOM
16:00       
17:00       
18:00       
19:00       
20:00       
21:00